PROBLEMAS MECÁNICOS OCASIONADOS POR DESPERFECTOS DE LOS CAUCHOS

  • Una presión por encima de la recomendada puede traer problemas al sistema de suspensión debido al rebote excesivo por la fuerza ejercida por el caucho, ya que no absorberá prácticamente ninguna irregularidad del terreno.
  • Las excesivas vibraciones pueden afectar a diferentes partes mecánicas, dirección, alineación, etcétera, llegando al extremo de tener que cambiar amortiguadores.
  • El desperfecto que sufre el caucho tras una frenada con bloqueo de las ruedas, lo que no se produce en los vehículos con ABS, puede causar daños en la suspensión, afectando los rodamientos. La revisión de estas piezas mecánicas, en condiciones normales, se suele hacer a los 160.000 kilómetros. La necesidad de cambiarlos se detecta por el ruido que causa la pieza: lo normal es sentir traqueteo y vibraciones.
  • Dejanos un comentario